jueves, 1 de junio de 2017

De cómo actuar en momentos de crisis existencial

Estamos a jueves y en lo que llevamos de semana he tenido tres momentos de histeria y agobio en los que he tenido que hacer un gran esfuerzo para no prenderle fuego a la casa. O a mi habitación, por lo menos. Conmigo dentro. Así que antes de que llegue el cuarto momento, he decidido crearme un plan. Por ahora está cumpliendo su función, porque el bidón de gasolina sigue en su sitio (en la gasolinera, por si alguien se lo estaba preguntando. No estoy loca, solo finjo estarlo por mi propio bien) y las cerillas continúan a salvo en el armario. Así que, por si a alguien le pudiera ser de utilidad, he aquí mi Plan para Evitar la Crisis Existencial. 

1. Lávate la cara. No puede salir nada bueno de una cara con legañas. Solo salen legañas. Y no son buenas. 

2. Respira. Y no te engañes: las cosas siempre pueden ir a peor, pero vamos a hacer algo para evitarlo. Así que respira hondo. El oxígeno es necesario para actuar. Además, ¿alguien más se acuerda de Crepúsculo? Bella siempre "se olvidaba de respirar". ¿Queréis ser como Bella? ¿Verdad que no? Pues a respirar. 

3. Ponte música. Tu música. Clásica, Eurovisiva, el Asturias, patria querida (fuera bromas: soy fan)... Lo que te pida el cuerpo. Os presto mi canción. O esta otra. Y si sentís nostalgia noventera, como yo, no os olvidéis de esta

4. Haz eso que tienes que hacer. Es muy vago, lo sé. En mi caso, es preparar un examen de prueba para mañana y ahora mismo me apetece tanto como que me arranquen una muela. Pero hey, es trabajo y no tiene por qué ser divertido. Hazlo. Luego date una palmadita por ello, pero empieza. Actualiza tu currículum, pon la lavadora, pégale un tiro a tu vecino, lo que sea que tengas pendiente (AVISO: no me hago responsable de los crímenes que cometáis tras haber leído esta entrada. Si queréis matar a alguien es vuestro problema; no me metáis en esto, ¿vale?).

4.1. Si todavía no lo has hecho hoy, como es mi caso, dúchate. Con el gel bueno, ese que te encanta y te da pena gastar. Y quien dice gel, dice champú, crema o cosa especial que no uses a menudo. Rituals fabricó sus espumas para días como hoy, no para cuando todo te va estupendamente. 

5. Sal de casa. Que te dé el sol, o la lluvia. Quítate la habitación de encima. Aprovecha para hacer un recado (en mi caso, llevar a imprimir el examen de prueba). 

5.1. Cómprate flores. Esto es totalmente opcional, pero si te lo puedes permitir y no eres alérgica, date un capricho, fomenta el comercio local y cómprate una flor. Hay vida más allá de las rosas y no son tan caras: una gerbera de color naranja cuesta un euro y vale cada céntimo por la felicidad instantánea que me entra cuando la miro. 

6. Vuelve a casa y repite los pasos 3 y 4 las veces que consideres necesarias, pero deja algo de tiempo para lo que sigue.

7. Apúntalo TODO. Vale, todo no. No necesitarás recordar que te has sonado los mocos con éxito. Pero apunta tus triunfos de hoy. ¿Te has cepillado los dientes? ¿Te has duchado? ¿Has enviado tu curriculum para conseguir un trabajo? ¿Has devuelto una llamada pendiente? ¿Has dejado el cuchillo quieto en la mesa cuando querías clavárselo a alguien en el corazón? Todo eso son triunfos y valen oro: apúntalos para venirte muy arriba por la noche. 

8. Ahora llega lo bueno: haz algo divertido. Vete a tomar algo con las amigas, ponte a ver una peli sin remordimientos, lee un rato, hazte la pedicura... Date una recompensa. Pero por favor, no elijas el azúcar. Bueno, yo, al menos, no debo elegir el azúcar. Si al contrario que yo, tienes una relación sana con el chocolate, adelante. 

¡Enhorabuena! Has sobrevivido a un día de mierda. Y puede que mañana también sea igual que este... Está bien, no pasa nada. Como dijo Winston Churchill, "si estás atravesando un infierno, sigue andando". Algún día saldremos. 

2 comentarios:

  1. ¿Ni el chocolate sin azúcar o es con el chocolate en general con quien tienes problemas? En todos los test me sale que somos uña y carne. Ay, qué haría yo sin él. Espero que estés mejor y que el examen un éxito.
    BSS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En general, con la comida basura y perjudicial para la salud. No tengo medida, algo así como los alcohólicos con el alcohol. Personalmente, mejoro con la abstinencia, pero no resulta fácil. El examen era para un alumno, no para mí, y al final sacó buena nota, así que genial :). Muchas gracias por pasarte a comentar. ¡Un abrazo!

      Eliminar

Citando a la gran Carmen Pacheco: no seas un lurker, ¡comenta!