lunes, 15 de abril de 2013

De mi Granada: una de promoción



Escribo esta entrada por dos razones. La primera, para no dejar tanto tiempo sin escribir. En cuanto termine un libro, tengo en mente una entrada sobre un autor que me gusta mucho. La segunda, porque este fin de semana una amiga ha venido de visita y por ello he recorrido a fondo esta ciudad que tanto me ha dado y me parece una ocasión excelente para promocionarla un poco.

Si estáis pensando en visitar Granada próximamente, os recomiendo encarecidamente que os hagáis con un bono turístico de tres días para recorrer la ciudad. Cuesta 33.50 euros y es una tarjeta muy cómoda de usar que os permitirá visitar los monumentos y museos más emblemáticos de la ciudad. Entrada a la Alhambra incluida, sin hacer cola. No os toméis ese tema a la ligera: comprar entrada para la Alhambra es infernal. 

Dicho esto, ¿qué recomienda esta granadina adoptiva para visitar en vuestro viaje?

1. Alhambra y Generalife

Era obvio, ¿no? Pero para visitar los palacios nazaríes tenéis horario. Mi consejo: id por la mañana temprano e invertid el resto de la mañana en visitar la alcazaba y el generalife. Llevad calzado cómodo, crema de sol y algo para picar, porque acabaréis teniendo hambre. Y bebed agua en abundancia. Disfrutad, sacad fotos y tomáoslo con calma. Os llevará entre tres y cinco horas visitar todo el recinto.

2. Parque de las Ciencias

Mi amigo Dámaso casi me mata por no ir antes. No quería ir porque soy de Valencia, pero venía en el bono. Y aunque no pude recorrerlo a fondo, vale mucho la pena. No os perdáis la exhibición de aves rapaces, es espectacular. Reservadle todo el tiempo que podáis.

3. Catedral y Capilla Real

Las pongo juntas porque están una al lado de la otra y se pueden recorrer en dos horas sin problemas. En la catedral no os olvidéis de visitar la sacristía, donde está la Inmaculada de Alonso Cano (una belleza). En la capilla real, podéis ver la tumba y los objetos personales de los Reyes Católicos. Seguramente os asaltará alguna gitana en la entrada ofreciéndoos una ramita de romero: HUID. Después, os sugiero que vayáis a la cercana plaza Bibrambla y os toméis un helado en Tiggiani. O, si queréis desayunar, que os acerquéis a la plaza de la Romanilla. Junto a la catedral encontraréis un mercado de especias con mucho encanto.

4. Paseo de los Tristes y Albaicin

Recorrer la carrera del Darro desde plaza Nueva hasta el paseo de los Tristes es un auténtico placer del que no debéis privaros. Id cuando no haga mucho calor y tened cuidado con los coches. Sacad fotos y cuando lleguéis al paseo de los Tristes, deteneos un momento para contemplar la Alhambra desde abajo. Luego, subid la cuesta del Chapiz (con calma) y buscad el mirador de san Nicolás. Recuperad el aliento y sacad fotos. Muchas. Recorred el resto del Albaicin a vuestro gusto.

5. Monasterio de san Jerónimo y hotel Los Jerónimos. Plaza de la universidad

El monasterio de san Jerónimo está en pleno centro y se puede visitar en un rato. Muy recomendable. Después, acercaos al hotel Los Jerónimos que está justo enfrente y subid a la cafetería del quinto piso. Pillad mesa, pedíos un cóctel y disfrutad de las vistas. Yo recomiendo el sex on the beach. Después, podéis subir por la calle San Juan de Dios hasta ver la Iglesia de este mismo santo, girar a la derecha pr la calle san Jerónimo y ver la iglesia del Perpétuo Socorro y la plaza de la Universidad, con la facultad de Derecho.

6. Tapas y té

Solo con esto se podrían escribir dos o tres entradas. Simplificando, para tapas: Chantarela, Manila, Rincón de Rodri, Bubión, Bella Kurva. Buscadlos por Internet. ¿Calle Navas? Para los turistas. Vosotros no. Para té, Alfaguara (cara, pero lo vale) o La Qarmita (librería-café maravillosa).

Y me dejo mil cosas en el tintero, pero con esto cubro lo básico. Espero que disfrutéis de mi segunda ciudad y que volváis. Sin embargo, no puedo escribir sobre Granada sin citar las inmortales palabras de Francisco de Icaza:

"Dale limosna, mujer, que no hay en la vida nada como la pena de ser ciego en Granada."

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Citando a la gran Carmen Pacheco: no seas un lurker, ¡comenta!